Carecemos de la síntesis catastral para poder evaluar el impacto real que tendrá esta obra. No tenemos el Atlas arqueológico en una sola base de datos y para hablar de un impacto tenemos que conocer el universo total y ese es un trabajo que apremia. Esto viene corriendo atrás de nosotros y de alguna manera es muy grave que en todos estos años no hayamos conjuntado el universo real del patrimonio que tenemos que proteger.