El Tren Maya, un proyecto globalizador

Mujeres de cinco estados del país acuerdan crear el Observatorio Ciudadano para dar seguimiento al proyecto
 
 
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas; marzo 5- Propuestas concretas para reducir las afectaciones que la próxima construcción del Tren Maya podria traer a las poblaciones de la región sur sureste, se presentaron durante el Foro Voces de Mujeres en torno al Tren Maya, organizado por Asociación Civil Glifos Comunicaciones, el Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción (CMPIC) y el Centro de Estudios para la Construcción de Ciudadanía y la Seguridad (CECOCISE) de la Universidad Autónoma de Chiapas.
 
“Se ha dicho que el Tren Maya será una oportunidad de desarrollo para el olvidado, el marginado, el saqueado, y golpeado sur-sureste del país. Se ha dicho que el Tren impulsará la industria turística de la región, que traerá prosperidad, empleos, inversiones, pero ¿cuál será el impacto real?, preguntó Elva Narcía Cancino, organizadora del Foro, con lo cual dio lugar a las múltiples intervenciones.
 
Académicas, abogadas comunitarias, arqueólogas,  arquitectas, periodistas, integrantes de comunidades indígenas e integrantes de la sociedad civil provenientes de cinco estados del país, coincidieron en la exigencia de que el contenido del proyecto se consulte con los pueblos indígenas y las mujeres, que en la mayoría de los casos, son las que reciben un impacto mayor por las transformaciones de la vida social y comunitaria.
 
“El Tren Maya es un proyecto globalizador”, señalaron de manera tajante las mujeres, y dieron múltiples datos del impacto que el proyecto tendrá para el medio ambiente, los recursos naturales, el desarrollo regional,  el patrimonio arqueológico y cultural; no obstante, también reconocieron los beneficios que podría tener como un proyecto de desarrollo, siempre y cuando sea tomada en consideración la cultura de los pueblos indios, su lengua, su cosmogonia, sus formas de organización, la voz de las mujeres y de organizaciones informadas y documentadas.
 
Un acuerdo importante y colectivo de las participantes y asistentes al foro, fue la creación de un Observatorio Ciudadano que de seguimiento a la evolución del proyecto en tres aspectos fundamentales: impacto medioambiental, impacto del turismo en las comunidades y pueblos originarios y la participación de las mujeres.
 
La información sobre el megaproyecto del gobierno federal, fue presentada por el Coordinador del Proyecto del Tren Maya en Tabasco, Chiapas y sur de Campeche, Carlos Barceló Ruiz. Posteriormente se desarrollaron tres mesas con los temas: El Tren Maya y los Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas, El Tren Maya y su impacto ecológico, cultural y patrimonio arqueológico,  El Tren Maya y el Desarrollo Regional.
 
En su oportunidad, Delia Estrada Sánchez, de CECOCISE, hizo una amplio análisis del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y de la importancia de la consulta a los pueblos indígenas, ya que dijo, el Tren Maya retomará territorios con habitantes de los pueblos originarios lo que hace interesante saber cual será el compromiso y obligación del Estado para garantizarles sus derechos humanos. 
 
Por su parte, Maribel Miceli Maza, el Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción, solicitó regionalizar el compromiso del gobierno, cuidar el medio ambiente,  transparentar el proceso de construcción e incluir mujeres en todas las etapas del proyecto.
 
Como producto de este Foro, las organizadoras elaborarán un documento que será entregado a las autoridades responsables del proyecto y los resultados y propuestas se presentarán ante la opinión pública.