Presentación en Chiapas del informe "Violencia Política contra las Mujeres en Contenidos Mediáticos" (Galería de fotos)

La asociación civil “Glifos Comunicaciones” en coordinación con el Centro de Estudios para la Construcción de Ciudadanía y la Seguridad de la Universidad Autónoma de Chiapas (CECOCISE)  presentaron en el Centro de Convenciones “Manuel Velasco Suárez”  un estudio denominado “Violencia Política contra las Mujeres en Contenidos Mediáticos”.

A lado de mujeres exponentes del periodismo en Chiapas tales como Gely Pacheco (Voces Feministas), Itzel Grajales (Vía Libre) y Enriqueta Burelo (Secretaria de la Mujer), la coordinadora del estudio Elva Narcía mencionó que el tema de la violencia de género se ha visibilizado en años recientes pero que ha sido un problema trascendental en el paso de la historia de nuestro país.

Al debate se sumaron los periodistas Isaín Mandujano (Chiapas Paralelo/ Proceso), Ery Acuña Meneses (TV Azteca), Enrique Alfaro (Caricaturista) y Rosemberg Ovilla representante de la UNACH en el evento.

“En ocasiones, las propuestas y acciones que realizan mujeres en la administración pública o en cargos de elección popular se ven minimizadas en los contenidos mediáticos, mientras que escándalos de tipo sexual en los que podrían verse involucradas parecen atraer más la atención de los medios de prensa. Así mismo sucede con el aspecto físico o la vida íntima frente al desempeño profesional”.

La investigación llevada a cabo en el transcurso del 2017 en los estados de Chiapas, Guerrero, Estado de México, Morelos, Oaxaca y Veracruz, examina la manera en la cual los medios de comunicación pueden convertirse en perpetradores de violencia de género hacia las mujeres en política.

La violencia mediática es una práctica que influye en la generación de condiciones de desigualdad y discriminación hacia las mujeres, concluye el estudio “Violencia política por razón de género en contenidos mediáticos”, el cual llevó a cabo la Asociación Civil Glifos Comunicaciones en seis entidades del país.

El uso de leguaje discriminatorio, sexista y no incluyente también es una forma de violentar a las mujeres, como lo es también el no facilitarles el derecho de réplica o el estigmatizarlas mediante el uso de estereotipos de género.

El estudio hace especial mención a la violencia en redes sociales como Facebook, twitter o whatsapp, en donde “los mensajes van desde críticas destructivas hasta amenazas, burlas y difamación”.

El documento fue elaborado con el apoyo de mujeres de la sociedad civil organizada y representantes de distintos medios de comunicación. Para su elaboración se rescató un monitoreo de medios en cada entidad, se analizaron notas de prensa y publicaciones en redes sociales y se llevaron a cabo una serie de entrevistas con personas de la academia, periodistas, organizaciones de la sociedad civil y mujeres en política.

En una serie de recomendaciones el texto hace un llamado a “vigilar e impedir que se divulguen contenidos difamatorios, calumnias, mentiras, amenazas, insultos o contenidos sin sustento, sin verificación, que podrían impactar negativamente tanto en el desempeño profesional, como en el resultado en las urnas y/o en la vida familiar de las personas que son objetivo de los ataques”.

En las entidades en las cuales se llevó a cabo el estudio, se implementaron por primera vez, durante sus respectivos procesos electorales, las reformas políticas que incorporaron como mandato Constitucional el principio de paridad de género; se introdujo también el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres.

El informe puede ser consultado en la página: http://www.glifoscomunicaciones.org