6. may., 2015

Los laberintos de la paridad político-electoral

@elvanarcia

CARTA ABIERTA

En la prensa

Hace un año se aprobó en México una ley que garantiza la paridad de género en las candidaturas de todos los partidos con registro.

Esa ley se pone a prueba por primera vez en el proceso electoral del 2015 y los partidos políticos se han visto en apuros para llenar sus planillas.

En algunos estados como en Tabasco y en Querétaro, obligados a cubrir la cuota de 50/50, los partidos sustituyeron a sus candidatos con las esposas, hermanas, hijas o amigas, pero ese panorama no se limita solamente a algunas entidades sino que es un fenómeno que se da en los partidos a nivel nacional.  

La medida ha sido calificada como un “subterfugio para tratar de evadir el objetivo de la reforma” y como un ”fraude político descomunal”.  Es así como lo describen  desde el estado de Chiapas, en una carta abierta (http://www.glifoscomunicaciones.org/378814529),  unas cien personas, entre ellas varias alcaldesas y ex alcaldesas, legisladoras y ex legisladoras de los distintos partidos políticos y representantes de más de diez organismos de la sociedad civil.  

Quienes suscriben la carta piden que se establezca en la ley "que los partidos políticos incluyan en sus estatutos normas que aseguren  el impulso y el respeto de la militancia, la trayectoria y el trabajo político de las mujeres mexicanas".  

Pero el debate no termina ahí, quienes firman saben que el impulso y el respeto a la militancia debe aplicar a ambos géneros “hombres y mujeres debemos fortalecer nuestras capacidades” dice la ex diputada federal Holly Matus Toledo y la diputada local por el PRD Alejandra Soriano agrega  “se nos debe exigir igual”.

Pero para exigir igual a  hombres y a mujeres, ambos deben competir en igualdad de circunstancias  y  el rezago histórico en el que ha vivido la mujer mexicana es innegable,  así es que, por ley, los partidos políticos tienen asignado  un porcentaje de su presupuesto a la capacitación a la mujer y en algunos casos ese porcentaje es del  3%. ¿Cómo ejercen los partidos ese presupuesto?, se requiere transparencia y rendición de cuentas.   

La paridad de género en las candidaturas  es ya un derecho constitucional pero hay aún muchas áreas grises y lo que se requiere ahora es establecer un marco legal que cierre las puertas al nepotismo y el cual evite que se use a las mujeres solamente para cumplir las cuotas enviándolas a los distritos o a los municipios en donde los partidos tienen una derrota asegurada. 

Cien voces desde Chiapas los resumen así en una carta abierta: “Ahora será tarea de los partidos políticos el tener la voluntad para que las mujeres militantes  puedan ser candidatas en condiciones justas y de igualdad”. 

 

Elva Narcia es la fundadora de Glifos Comunicaciones. Elva trabajó durante 15 años en la BBC de Londres como productora, editora, corresponsal y capacitadora de periodistas. Su trabajo más reciente fue para Internews en Afganistán, Pakistán y Sudán del Sur. Se ha especializado en el diseño y manejo de proyectos de comunicación para el desarrollo.