Sobre el Tren Maya y el tramo que operará con energía eléctrica 

Por Elva Narcía

Del podcast Próxima Estación, Glifos Comunicaciones

Episodio 11


El Byron Bay de Australia es un tren que funciona únicamente con energía solar a través de paneles fotovoltaicos colocados en los vagones. La incorporación de trenes que funcionan con energía solar es una de las alternativas para proteger el medio ambiente, lo que se conoce como reducción de la huella de carbono.  

La India cuenta ya con 250 trenes que se suministran únicamente con energía solar, Gran Bretaña va en esa ruta. En América Latina lo hace el llamado Tren de la Quebrada que interconectará Argentina, Bolivia y Perú. En México, según los planes del gobierno federal, 690 de los 1500 kilómetros del Tren Maya en la ruta Mérida-Cancún-Chetumal, serán electrificados.

Según la página oficial del Tren Maya, la tracción del tramo eléctrico será en el material rodante y en la infraestructura ferroviaria. El sistema operará con trenes híbridos, (Diesel y eléctrico) y trenes eléctricos, para ello el Fondo Nacional de Fomento al Turismo recibió autorización del gobierno federal para operar granjas solares:

“Una granja solar necesita espacio y al tener que talar árboles tendrías que hacerlo más eficiente metiendo centros logísticos, si vas a usar la tierra hazlo de la mejor manera, eso es lo que yo haría si hiciera una granja solar en Yucatán” comenta para el podcast Próxima Estación. Arturo Duhart director general de la empresa Sunwise con sede en Mérida.

La instalación de granjas solares también tiene impactos adversos, implica tala de árboles, disminución de la cobertura vegetal y de hábitat de fauna silvestre. Cabe recordar que en enero de 2019 un grupo de pobladores del municipio de Valladolid en la Península de Yucatán demandó al Parque Yucatán, -a cargo de la empresa china Jinko Solar- por presuntamente violar el derecho de la comunidad indígena a la consulta previa, libre e informada. El asunto sigue en litigio. 

Para satisfacer las necesidades del Tren Maya y sus polos de desarrollo se requerirá de al menos 200 mega watts de energía solar, es decir unas 200 hectáreas de terreno plano para la instalación de paneles solares.