20. may., 2014

¿Quién protege a un delator?

 Elva Narcía

 https://twitter.com/elvanarcia

Vamos  a suponer que usted descubre que en su organización se cometen actos ilícitos ¿Se atrevería a denunciarlos? ¿Es ético o es desleal delatar a su empleador? o  ¿Es mejor guardar silencio para evitar represalias?.

Vamos a suponer también que el delator se acerca a un medio de comunicación y le regala información confidencial sobre acciones criminales en una organización. ¿Cuáles son los riesgos de proteger a toda costa la identidad de la fuente? ¿Cómo se puede corroborar que la información es proporcionada de buena fe y no para servir a intereses de particulares?.

Sin duda temas interesantes para reflexionar.

El caso de Edward Snowden, el joven que reveló secretos de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos,  es el ejemplo más reciente de whistleblowing o delación. Snowden es para algunos un héroe y para otros un traidor.  En todo caso  vale la pena preguntarse ¿Quién protege a un delator?.

En muchos países las leyes protegen a los denunciantes internos, por ejemplo en Maine, Estados Unidos, está prohibido que los jefes despidan, amenacen o traten con desigualdad a un empleado que denuncie actos ilícitos.

En Inglaterra también, aunque se hace la aclaración de que el llamado "whistleblowing" podría violar otras leyes si el empleado firmó un contrato de confidencialidad.

Algunos juristas consideran que en México los delatores quedan en estado de indefensión pues es la Secretaría de la Función Pública o el órgano de control interno quien decide si atender o no la denuncia.

Hay quienes consideran que promover un sistema de denuncias internas podría ser la mejor manera de combatir la corrupción pero ¿Se puede garantizar la integridad del denunciante? ¿Están los medios de comunicación dispuestos a proteger a sus fuentes? ¿Qué soluciones tecnológicas hay para facilitar el proceso de denuncia?

Wikileaks y otros sitios en Internet garantizan a los whistleblowers el anonimato;algunos organismos han puesto a disposición de los denunciantes un programa informático alojado externamente a fin de garantizar la seguridad y la confidencialidad y, aún hay periodistas que recogen la información a la vieja usanza: una reunión secreta en un bar o en un café evitando dejar rastros de llamadas telefónicas o emails.

elvanarcia@glifoscomunicaciones.org

Elva Narcia es la fundadora de Glifos Comunicaciones. Elva trabajó durante 15 años en la BBC de Londres como productora, editora, corresponsal y capacitadora de periodistas. Su trabajo más reciente fue para Internews en Afganistán, Pakistán y Sudán del Sur. Se ha especializado en el diseño y manejo de proyectos de comunicación para el desarrollo. 

http://www.glifoscomunicaciones.org

https://www.facebook.com/Glifoscomunicaciones.org